lunes, 18 de febrero de 2013

EL CICLÓN SOLO EMPATA EN EL "POTRERO"


Cerro Porteño solo pudo igualar 1 a 1 con Deportivo Carapeguá, aún cuando tuvo un penal a su favor, y estando durante gran parte del partido con un hombre más dentro del campo de juego. Al terminar el juego,  un malhumorado Jorge Fossati contesta con enfado y fastidio a uno de los cronistas y luego abandona la conferencia de prensa.

El equipo que presentó el Ciclón justificó plenamente el mote de "equipo de emergencia" con el que normalmente se denomina al cuadro "paralelo" que juega en reemplazo del equipo titular. Jorge Fossati es consciente de que el campeonato apertura todavía tiene un trazo largo, y que es prioridad dar el primer paso positivo en la Copa Libertadores, el próximo jueves contra el Real Garcilaso.

No terminaban de acomodarse los equipos dentro de la cancha, cuando Cerro llega al gol.  Al minuto de haber comenzado el partido, se suceden dos tiros al arco consecutivos hacia el arco del portero Cardozo, ambos rechazados por Maldonado. En el segundo rechazo, la pelota va a hacia Edison Torres, y el volante la empalma de primera con el empeine de su pie derecho, sacando un disparo que se incrusta en el ángulo inferior izquierdo del arquero del equipo local. Golazo de Edison Torres para poner al Gigante de Barrio Obrero en ventaja por 1-0.

Parecía que se venía la tarde encima del equipo carapegueño. Sin embargo, la excelente tarea de Edison Torres, Jorge Rojas, y Matías Corujo, fueron de a poco limitándose más, por la marca que empezaron a ejercer Sergio "Mono" Brítez, Pedro Chávez e Isaías Ibarra. De una u otra forma los equipos se neutralizaron. En la defensa carapegueña resaltaron su labor los dos centrales, Ruben Maldonado y Robert Aldama, especialmente éste último, quien iba limpiamente a todos los cruces, bien secundado por Maldonado. Por el lado de Cerro, Victor Hugo Mareco, Luis Cardozo y Danilo Ortiz se encargaron de apagar los intentos de Richard Lugo, Néstor Ayala, y David Pereira. Este último mostró mucha incisividad y varias veces se juntó con Pedro Chávez para generar dificultades por el sector izquierdo del Ciclón, las que sin embargo fueron bien neutralizados por Luis Cardozo y Danilo Ortíz, hasta que en el minuto 17, justamente Pereira genera un corner que cobra Lugo. En el área chica, Marcos Arce le gana a todos en el salto, y conecta el centro con un cabezazo inatajable para Diego Barreto, poniendo la paridad en el marcador.

A los 27 minutos, Pedro Chávez y Sergio Vergara pelean una pelota, resultando la jugada en un choque como cualquier otro. Sin embargo, el juez del encuentro, Enrique Cáceres, consideró que Pedro Chávez fue con la plancha de manera mal intencionada, y le muestra la roja directa. Luego de la equivocada expulsión de Chávez, creímos que Cerro iba a hacer pesar el hombre más que tenía en la cancha, pero prácticamente no se notó esa diferencia, si bien Carapeguá empezó a jugar para cuidar el empate.

Si bien era notorio que Cerro tenía un hombre más en el campo de juego, el Ciclón no podía atacar con contundencia, ya que Carapeguá fue guapo, y sus hombres se multiplicaron para contrarrestar el juego ofensivo de Cerro. Corujo y Rojas generaron peligro, pero sin embargo el portero Roque Cardozo se erigió en la figura de la cancha, tapando dos pelotas de gol, atajándole primero un disparo de Guillermo Beltrán, y luego otro de Alejandro Da Silva.

En el minuto 51 de partido, Rubén Maldonado derriba a Sergio Vergara en el área, y el árbitro sanciona penal. De la ejecución se encarga Alejandro Da Silva, con un potente disparo a media altura, que es espectacularmente desviado por el arquero Roque Cardozo, manteniéndose el marcador igualado. La atajada de Cardozo motiva más aún al cuadro carapegueño, que siguió aguantando y hasta generando una o dos jugadas de contragolpe, hasta que en el minuto 73 se produce la jugada entre Sergio Brítez y Edison Torres, en la que el balón pega involuntariamente en el brazo del volante de Cerro, quien ya tenía amarilla. El árbitro Cáceres entiende, otra vez de manera errada, que Torres aplica el manotazo adrede, y lo expulsa con doble amonestación, lo que se llama normalmente "compensación" por el anterior error cometido en la expulsión de Chávez.

En igualdad numérica, el cuadro local empezó a generar de nuevo varias jugadas que pudieron terminar en gol, siendo las ocasiones, algunas muy claras, despediciadas por los delanteros carapegueños. El partido se hizo de ida y vuelta, y pudo ser para cualquiera de los dos equipos.

El árbitro Enrique Cáceres no tuvo una actuación feliz, con varios errores que influyeron tanto en el resultado del partido como en el trámite del mismo, ya que dejó de sancionar un penal para cada equipo, dejó momentáneamente al cuadro local en inferioridad numérica, y luego aplicó la famosa "ley de la compensación" en la expulsión de Edison Torres.

Es aceptable la actuación de este equipo que presentó el Ciclón, pero no es para nada positivo para Cerro que todavía no haya podido ganar un partido oficial en esta temporada. Tal vez eso es lo que puso de tan mal humor a su técnico Jorge Fosatti, quien en la conferencia de prensa increpó a un cronista, manifestándose fastidioso, abandonando la reunión con los medios de prensa. Esperemos que el señor Fosatti pueda justificar su actitud, bastante molestosa para con los medios de prensa, con un buen triunfo frente al novato equipo peruano que le tocará enfrentar el jueves próximo por la Copa Libertadores de América.

LA FIGURA DEL PARTIDO

 ROQUE CARDOZO

0 Responses to “EL CICLÓN SOLO EMPATA EN EL "POTRERO"”

Publicar un comentario