domingo, 16 de diciembre de 2012

UN GRAN CAMPEÓN


Libertad venció al Sportivo Luqueño por 2-0, con dos goles de José Ariel Núñez, y se consagró campeón del Torneo Clausura 2012  El cuadro gumarelo, dirigido técnicamente por Ruben Israel, ha alcanzado un total de 47 puntos en 22 partidos disputados, habiendo triunfado en 13 ocasiones, empatado 8 veces, y perdido en una sola ocasión.

Los repolleros llegaron a estar a 11 puntos de Guaraní.  Sin embargo, Libertad vino remando de abajo, con humildad y entrega total de los jugadores. Ha ganado partidos fundamentales a Guaraní, a Nacional y a Cerro Porteño, y ha disputado cada encuentro del campeonato con un nivel notable en el juego colectivo.

Muy lejos quedaron aquellas épocas en que todos los errores arbitrales en partidos definitorios para marcar tendencia en los torneos, parecían favorecer al gumarelo, generando la suspicacia en toda la afición deportiva. Esta vez, Libertad ganó de manera magnífica el torneo Clausura 2012, y es un campeón legítimo e indiscutido.

Si analizamos los motivos del excelente rendimiento del equipo liberteño, podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que el mismo se basa en los siguientes aspectos fundamentales:

  • Una dirigencia que tiene un lider visible, que asume todas sus responsabilidades como corresponde, y una administración ordenada de los recursos del club. Libertad es un club muy organizado en todos sus aspectos, no se descuidan detalles.

  • Un plantel envidiable de jugadores, no solamente por la calidad, disciplina y profesionalismo, sino por la variedad que tiene el equipo, a la hora de definir una estrategia. Rubén Israel podía elegir a gusto entre sus dirigidos, y siempre lograba el efecto que deseaba.

  • Un plus extra que tiene el plantel, es que prácticamente el 80% del total de jugadores son canteranos, y le tienen un profundo amor a la camiseta, por lo que en cada partido se entregan al 100%.

  • Un entrenador que ya conoce al plantel, que ya ha logrado títulos con Libertad, y cuyo estilo es jugar, correr, meter, sin descuidar la disciplina y el orden dentro de la cancha, y que supo transmitir mística y personalidad a sus jugadores.

  • Una preparación física acorde con el estilo de juego. 

Los detalles del partido lo podemos leer en D10, o en ABC. Ahora, lo fundamental es que el futbol paraguayo ya tiene un campeón, y ese es Libertad.

 ¡SALUD LIBERTAD, CAMPEÓN DEL FÚTBOL PARAGUAYO!




0 Responses to “UN GRAN CAMPEÓN”

Publicar un comentario